Kratos emigra al norte

Santa Monica entrega su mejor juego hasta la fecha, deconstruyendo al personaje principal y cuestionando todo aquello que creíamos saber.

La Ilíada

Héctor, uno de los protagonistas de la Ilíada, sabe que su final está cerca. Desesperado y en el fragor de su batalla contra Aquiles, lanza una proclama a los cielos buscando redención, no mediante la expiación de sus pecados sino mediante una última acción, un último momento exitoso capaz de perdurar en el tiempo. Es una forma como cualquier otra de afrontar a la muerte, y da igual cual sea la nuestra porque todas tienen algo en común: no es lo que hemos sido en el pasado lo que cuenta, sino la llama que vive en el recuerdo de las personas que siguen adelante. Héctor no quiere que su muerte sea en vano, pero no solo por venganza, sino para que todo aquel que piense en él sepa ver más allá de sus imperfecciones y no olvide todo lo que se mostró determinado a ser.

Enseñar a ser mejor

De muerte sabe también mucho Kratos, tanto de la de otros como de la suya propia. God of War no obvia que la última vez que le vimos, harto del ciclo de violencia y destrucción al que se había visto sometido por culpa de las intrigas de los dioses, optaba por herirse de muerte y desaparecer en el mar hacia un destino incierto. Al contrario, el juego nos sitúa años después y nos presenta a un dios de la guerra distinto, más reflexivo, más reposado: una evolución lógica para un (casi) humano que osó convertirse en dios y acabó pagando un precio mucho más alto de lo que ninguno querría pagar. Kratos tiene ahora una nueva vida, con mujer e hijo, y sabiendo que nunca podrá devolver todo aquello que ha arrebatado, opta por intentar ser mejor para que otros -en este caso Atreus, su hijo- sepan cómo actuar.Introduction, Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Vuelta a empezar

Planteado como un reinicio además de como una continuación, Sony Santa Monica ha conseguido lo más difícil, que es redefinir a un icono como el espartano y hacerlo relevante de nuevo por motivos muy distintos a los que le hicieron grande en primer lugar. Como su semicompatriota Héctor, Kratos no busca redención -pues sabe que está lejos de su mano-, tan solo pretende dejar atrás el pasado, aprender de sus errores y vivir honrando los valores de la persona que quiere ser. Esta epifanía, esta "muerte" -metafórica, claro-, ha acabado por dar lugar a una de las súperproducciones más interesantes de los últimos tiempos; a una nueva saga -el final, relativamente abierto, así lo corrobora- donde las posibilidades de maniobra son tan variadas como estimulantes; y a una obra que abarca, sobre todo emocionalmente, mucho más de lo que nadie pudo imaginar.

Nuestras puntuaciones

  • Game design

  • Gráficos

  • Música

  • Historia

  • Espada Real

Lv. 32

Sara Sánchez

Role GUI designer

Exp.

twitter@saradesigns

Inventory Pack de reglas

Nacida en Albacete, vive quejándose de que las UI son muy intrusivas desde que Cloud estaba hecho de polígonos gigantes. Estudió diseño gráfico y ahora es UI designer.